viernes, 9 de enero de 2009

Descifrando

Ayer me subí al auto blanco de la Paula por alguna extraña razón, llegamos hasta el policlínico, a decir verdad no lo recuerdo muy bien. Nos bajamos, pero el papá de la Paula cruzó con ella y no me avisaron, yo me reí, pero igual me molestó. Cuando crucé el papá de la Paula se sentó con ella en una banquita y me hablaba pero no le entendía para nada, era como ir a una prueba sin haber estudiado. Lo único que pude comprender era que la situación era graciosa para ellos porque reían bastante de mi. Y aparecimos frente a mi casa en las bancas de la plaza, fue como super 3D. Entonces la Paula se puso una sabana en la cabeza no entendí por qué, y le pregunté si iba a bailar, pero ella me respondió tan horrible, onda hiper mega chora, así que decidí cruzar a mi casa enojada y con pena.
Entré y vi en un segundo a mi mamá, fui corriendo a mi pieza porque me dolía un montón los dientes, me miré al espejo y sorpresa, dos de los dientes inferiores estaban chuecos, me asusté tanto, porque la ultima vez no estaban así, puedo jurarlo por mi vida; era tanto el dolor, que comencé a tocarlos y descubrí algo tan horrible, todos mis dientes estaban sueltos, llorando tomé uno con raíz y todo y lo saqué, no me dolió cuando lo saqué, pero la idea de tenerlos todos sueltos me desesperaba. En ese momento vi mi mano y estaba llena de fierritos, elásticos amarillos, muelas, pero aún quedaban dientes en mi boca, los superiores intactos, era increíble. Llamé a mi mamá a gritos, en vez de tranquilizarme se enojó mucho más, y empezó a contar hasta 10, era un domingo, lo malo del domingo, es que los dentistas no atienden madelyn, repetía mi madre.
No le dio importancia y le dijo a mi papá enojadisima que llamara a mis tíos para que almorzaran, vi los platos en la cocina servidos mientras apretaba con fuerza mi puño lleno de dientes, hasta que aparecí en la playa, era noche, y llegó la Camila riveros corriendo gritándome unas cosas super extrañas, algo de unas paginas web, tenía mis pies en el mar que estaba muy oscuro y sucio, pero me dediqué a observar a los demás como saltaban y me lanzaban agua, fue increíble la situación en donde perdí el control definitivamente, mientras comenzó a temblar, un remezón me robó un respiro, fue tan fuerte que movió hasta mi cama, donde encima me encontraba yo sentada, asustada; era un sueño. Mi hermana me miró asustada con los ojos muy abiertos, me tapé la cara y miré el reloj; eran las 9 de la mañana, fui al baño, me lave la cara , me miré los dientes, nada. Presagios.

3 comentarios:

Paz dijo...

Yo estaba embarazada y era feliz. Tenía una wata grande y todos eran felices al verme. Ha sido la sensación más linda que he sentido. Luego en otra escena tenía a mi bebé en mis brazos, en una misa y de pronto no lo tuve más. Se me había perdido. Lo busqué en un montón de ropa blanca. Y en vez de encontrar al bebé, encontraba a muñecos imitando a bebés. Me desesperé. Y no lo encontraba hasta que mi papá me despertó del sueño.



Dicen que si sueñas con que tú estás embarazada, significa que alguien cercano a ti lo estará. Mi papá me contó hoy que "el snoopy se lo enchufó a la coca".
Descifrando el sueño, podríamos decir que la coca se prenó, pero que abortará naturalmente.

Camilaxus....~ dijo...

Que estresante el sueño..me acorde cuando soñe que se me caian los dientes, se sentia chistoso en la boca jugar con los dientes, pero despues daba miedo...despues lei la supuesta interpretacion, era interesante...

Nicolee dijo...

hoy noc porq escribi tu blog y habias escrito ajjaa justo 2 meses atras XD
tu siempre sueñas cosas raras y siempre con tus dientes !!