domingo, 29 de marzo de 2009

Dosmilseis 1:00


Soy como las olas... hasta lograr liberarme de mi redentor, entonces es un nuevo siglo; es un nuevo atardecer de marejadas con brisa sabor a oportunidades y recuerdos escritos con sangre en el corazón.
Hay veces que te extraño y se forma el ambiente con el aire de las una de la madrugada, puedo percibir con claridad todo lo dicho y echo. No saben cuanto me apasiona el olor cuando amanece, que brota de una esperanza acogedora y luminosa. Tomada de la mano de un individuo sin rostro que se dedica a escuchar y declarar palabras sin importancia a veces.
Te digo a ti que deje atrás las caminatas por la oscuridad y me dediqué a reconocer el sonido del tiempo, y recién hoy, hoy mismo descubrí la importancia de tus fonemas.
Recuerdos del dosmilseis. Exactamente a las una de la mañana en alguna playa.

1 comentario:

Paz (notengoblogaun) dijo...

el 2006 fue un año rarisimo.